Para blog 11.jpgEl uso del ordenador como forma de trabajo y como medio para ampliar nuestros conocimientos es muy importante. Cualquier persona, en cualquier parte del mundo, puede aportar información con la que podemos enriquecernos todos. Sin embargo, precisamente por esa globalización de la información, podemos encontrarnos muchas veces con datos que no son correctos, es decir, que no todo lo que te sale a través de Internet es cierto y, más importante aún, puedes encontrarte con páginas que pueden ser peligrosas para ti porque tras ellas hay personas que pretenden engañar y hacer daño.

A continuación os indico algunas normas básicas de seguridad en Internet. Leedlo bien, en compañía de un adulto, para que os quede claro y así no corráis peligro.


  • Confía en tus padres y haz solo lo que ellos te digan. SI UNA PERSONA TE DICE QUE HAGAS ALGO EN SECRETO, como un juego, y que no se lo digas a tus padres, desconfía inmediatamente.¡PELIGRO SEGURO! Lo que quiere es engañarte y que tus padres no lo sepan para que no te puedan ayudar. Mientras seas menor de edad, tus padres o un adulto deberían estar contigo o supervisar siempre tu navegación por Internet.
  • No des nunca datos personales, es decir, nunca digas tu nombre, dirección, número de teléfono, edad, gustos, lugar en el que estudias, ni cuelgues sin que lo sepan tus padres fotos tuyas o de tus amigos. Hay muchas personas que se hacen pasar por chicos de tu edad para haceros daños, o empresas que usan tus datos y se las envían a otras para que las usen como quieran. A veces incluso os cobran por servicios que, ni siquiera,sabéis que lo iban a hacer, enviando mensajes a vuestro teléfono móvil. ESTÁ PROHIBIDO POR LEY PUBLICAR FOTOS O VÍDEOS DE ALGUIEN QUE NO SEAS TÚ SI NO TIENES PERMISO DE ESA PERSONA.
  • Si creas un correo electrónico, ten una cuenta para comunicarte con tus amigos y, otra, para realizar gestiones de otro tipo como participar en concursos o registrarte en alguna página web (esto solamente puedes hacerlo bajo la supervisión de un adulto, es decir, si alguna persona mayor de confianza te indica que puedes realizarlo).
  • Si tienes un e-mail, blog... nunca abras un spam o correo de alguien que no conozcas, aunque parezca interesante, puede contener virus que dañen tu ordenador, o el de otros amigos si se lo reenvías, o puede ser un programa espía que acceda a todos los datos personales que hay en el ordenador (imágenes, datos bancarios...).
  • Da solamente tu dirección de e-mail a personas de mucha confianza. Si alguien de quien no estás completamente seguro te pregunta tu dirección, simplemente indica que no te dejan darla por seguridad.
  • Cuando vayas siendo más mayor, comenzarás a entrar en páginas o servicios de redes sociales (como tuenti, twitter, facebook,instagram...) que te pedirán que te registres con una contraseña. Pues bien, la contraseña nunca se la tienes que dar a nadie, solamente deben conocerla tus padres, así te aseguras de que tú escribes lo que quieres y de que nadie suplanta tu personalidad. Muchas personas se han encontrado con que, un gran amigo al que proporcionaron su contraseña, se ha hecho pasar por él y le ha hecho meterse en un lío por insultar a otro, etc. Tienes que tener mucho cuidado cuando formes parte de alguna red social porque aquí hay mucho riesgo. Estos servicios son utilizados por muchas personas para pedirte que seas su amigo internauta, pero NUNCA, NUNCA, NUNCA (¿queda claro que nunca?) debes decirle que sí a alguien que no conozcas y estés seguro de que es un verdadero amigo tuyo, pues estas redes son muy usadas por personas que dicen que son alguien que, de verdad, no lo son. Se usan mucho para engañar, amenzar, insultar, crear situaciones de acoso... Si te empiezas a encontrar con problemas, díselo inmediatamente a tus padres. Piensa que ellos te quieren muchísimo y siempre te van a ayudar. Aunque alguien te amenace con publicar fotos o datos comprometedores, la solución no es ceder a sus chantajes (los que hacen esto juegan con el miedo de las personas), sino acudir inmediatamente a tus padres, confesarles que has hecho algo que no debías, y esperar a que te ayuden como han hecho y harán siempre. Piensa que, aunque tus padres te riñan, lo hacen porque te quieren y ellos, más que nadie, te van a ayudar a salir del lío en el que te hayas metido, yendo incluso a la policía si es necesario. Gracias a actuaciones de este tipo se descubren muchas páginas y personas peligrosas a diario. En estas redes, nunca subas imágenes comprometedoras. Además, piensa que, cuando las publicas, cedes tus derechos de imagen y autorizas a que sean utilizadas por las personas que gestionan las mismas (leed bien la política de privacidad que todas obligan a aceptar).
  • Si te ofrecen regalos o cosas que parecen buenísimas y te las dan casi regaladas, no te fíes. Normalmente suele haber detrás una publicidad engañosa que abusa de la información que proporciones.
  • Si alguien te pide una cita por Internet, nunca vayas con él sin que te acompañen tus padres.
  • Los teléfonos móviles, cuando los utilizamos para algo que no sea llamar por teléfono, tienen los mismos problemas que un ordenador, puesto que con ellos podemos hacer y subir fotos, hablar por wassap... Muchas veces pensáis que instagram, tuenti... son muy privados, pero no es así. Todas tienen un riesgo similar. ¡En los teléfonos móviles también pueden meternos virus!
  • Y algo muy relacionado con todo esto es el llamado CIBERACOSO. El ciberacoso consiste en utilizar cualquier medio de comunicación electrónico o digital ( como ordenadores o teléfonos móviles) para acosar a un individuo a través de la publicación de imágenes, vídeos, ataques personales, insultos, amenazas,términos peyorativos ( que se refieren de una manera despectiva a alguien), etc. de manera que la persona sienta angustia emocional o psicológica de algún tipo. El ciberacoso puede ser un DELITO PENAL, es decir, puede llevar acarreada una pena de cárcel. Los menores de edad no van a prisión por estos delitos; pero sí se les puede castigar a realizar labores sociales, a ordenarle un alejamiento de la víctima, a libertad vigilada e, incluso, a permanecer los fines de semana en internamientos en centros de reforma.

  • A continuación tenéis un vídeo que os recuerda estas normas que os he explicado. Utilizadlas siempre; es por vuestra seguridad. Y si alguna vez os ocurre algo que no esté reflejado aquí, utilizad el sentido común; os ayudará a salir de muchos problemas.